Reclusorios reciben visitas al 25% de su capacidad.